Se han recuperado 19.000 obras de arte y antigüedades

Nueve detenidos en España, en una operación mundial contra el tráfico de bienes culturales

618
león

La Guardia Civil y Europol han coordinado en España una amplia operación mundial contra el tráfico de bienes culturales y antigüedades que se ha terminado con la detención de nueve personas y la apertura de 59 procedimientos por infracción administrativa. Durante la investigación, se realizaron en España 271 inspecciones en establecimientos relacionados con el mercado del arte y más de 750 controles en lugares de interés histórico y cultural, pecios y yacimientos arqueológicos.

La Operación Pandora IV, desarrollada en de manera combinada con la Operación Athena II – dirigida por la Organización Mundial de Aduanas (OMA) e Interpol -, ha permitido incautar más de 19.000 objetos culturales y antigüedades diversas, entre los que se incluyen bienes arqueológicos, monedas de diferentes periodos, objetos religiosos, pinturas y esculturas.

Tras miles de controles en aeropuertos y pasos fronterizos de los 103 países en los que se han desarrollado estas operaciones y numerosas inspecciones en comercios, tiendas de antigüedades, galerías de arte, salas de subastas y museos, han sido detenidas 101 personas, sin tener en cuenta las que pueden producirse tras las 300 investigaciones abiertas.

Actuaciones más destacadas de la Guardia Civil y Seprona en Andalucía

En el marco del desarrollo de la Operación Pandora IV en España, el Seprona de la Guardia Civil de Granada detectó una sospechosa venta de objetos arqueológicos a través de internet. Con la colaboración de las delegaciones territoriales de Cultura de la Junta de Andalucía en Granada y de Córdoba, así como de la Universidad de Granada, la investigación abierta permitió la recuperación de un león tallado en piedra caliza y un friso de las mismas características, ambos del periodo republicano romano, siglos I y II a. de C., además de la intervención de otras quince piezas falsificadas.

En Sevilla, agentes de la Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Algeciras intervinieron tres piezas de columnas de origen romano, utilizadas como ornamentación en un jardín de un palacete en Sevilla, así como cuatro columnas de mármol, dos de ellas de origen genovés, de alto valor histórico.

Por su parte, la Policía Nacional, en colaboración con la Policía de Colombia, recuperó en el Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez algunos objetos precolombinos expoliados en el país sudamericano y adquiridos ilegalmente. Entre ellos cabe destacar una máscara de oro de Tumaco única y varias figuras de oro y artículos de joyería antigua.

Las pesquisas realizadas permitieron la detención en España de tres traficantes, mientras que las autoridades policiales colombianas pudieron realizar varios registros domiciliarios en Bogotá y recuperar otros 242 objetos precolombinos, la mayor incautación en la historia del país.

Muchas de estas actuaciones han contado con la colaboración de diferentes organismos como museos provinciales, administraciones locales, autonómicas y estatales con competencias en esta materia.

Los antecedentes de esta operación contra el tráfico de bienes culturales

En 2016, la Guardia Civil, con el apoyo de Europol y en coordinación con las autoridades de Chipre, organizó y coordinó de manera principal la Operación Pandora I, contra el tráfico internacional de bienes culturales.

En el año 2017, de nuevo con el apoyo de Europol, la Guardia Civil volvió a asumir la coordinación principal de la Operación Pandora II, en la que participaron veinte estados, con el apoyo de UNESCO e Interpol, y en la que se prestó especial atención a la venta ilícita de bienes culturales por Internet, especialmente los provenientes del expolio arqueológico terrestre y marino, así como bienes culturales provenientes de países en conflicto. Por primera vez, aquella operación se realizó de manera combinada con la Operación Athena de la Organización Mundial de Aduanas (OMA), que se desarrolló en las mismas fechas.

En 2018, con el apoyo de Chipre, los Países Bajos, Europol, Interpol y la OMA, se llevó a cabo la Operación Pandora III, en la que por primera vez en una operación de este tipo se realizó con notable éxito una acción de ciber-patrullaje enfocada al comercio online, que tuvo lugar en Países Bajos.

La Operación Pandora IV ha vuelto a poner el foco en el comercio online mediante el chequeo de sitios web en internet y, al igual que sucediera hace dos años, se ha desarrollado de manera conjunta con la Operación Athena II de la Organización Mundial de Aduanas (OMA) e Interpol.

España es miembro del grupo de trabajo Organized Property Crime (EMPACT OPC) y tiene una activa participación en un numerosas actividades y acciones operativas relacionadas con este proyecto de la Unión Europea por medio de la Guardia Civil, Policía Nacional y el Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria (AEAT), todo ello coordinado por el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) del Ministerio del Interior.