Un veinteañero, estudiante de una universidad católica, arrestado por escribir código para el Estado Islámico de Irak y el ISIS

169
Thomas Osadzinsky
Thomas Osadzinsky y la bandera del ISIS

Thomas Osadzinski, un joven de veinte años de edad, estudiante de la Universidad DePaul nacido en Chicago, ha sido arrestao por el FBI, acusado de codificar para el Estado Islámico de Irak y al-Sham (ISIS).
 
Osadzinky estudiaba informática en la Universidad Católica Privada más grande de Estados Unidos. DePaul University toma su nombre del fundador de la Congregación de la Misión, conocida también como los Paulistas, el francés San Vicente de Paul. A San Vicente, sin embargo, algunos historiadores le atribuyen haber nacido en Tamarite de Litera, Huesca, el 24 de abril de 1576.

Thomas Osadzinsky fue arrestado el día 19, y ha sido acusado ​​de intentar brindar apoyo al ISIS diseñando un script de facilitaba el acceso y el intercambio de datos al grupo terrorista en una plataforma de redes sociales.

La Fiscalía del distrito de Illinois ha informado sobre las circunstancias de su detención y sobre los cargos de los que se le acusan: intentar proporcionar apoyo material y recursos a una organización terrorista extranjera.
 
Osadzinski compareció el martes ante el juez magistrado estadounidense Jeffrey Cole en Chicago y ha sido detenido sin fianza.

El ISIS intenta ser muy activo en cuanto a su propaganda en redes sociales

ISIS y sus partidarios difunden reden los materiales de propaganda del grupo terrorista, algunos muy elaborados, con la pretensión de llegar al mayor número de personas posibles en todo el mundo y reclutar adeptos entre los musulmanes. Las redes han desarrollado mecanismos para desechar rutinariamente esos anuncios. Y ahí es donde entran informáticos como Osadzinki, quien desarrolló un sistema para copiar y conservar las publicaciones de ISIS de tal forma que fueran accesibles al público. La condena podría ascender a 20 años de cárcel por apoyo material a una organización terrorista.

Los agentes del FBI se hicieron pasar por terroristas

El FBI comenzó su investigación sobre Osadzinski en junio de 2018. El joven utilizó la aplicación Telegram en un canal pro-Isis que llevaba el nombre “Armas”. Osadzinski fue contactado por un empleado encubierto del FBI, con quien intercambió mensajes favorables al movimiento islamista.

A partir de ahí comenzó la investigación que ha llevado a la cárcel al joven estudiante. El hecho de que fuera menor cuando se iniciaron los contactos y que los miembros del FBI le indujeran a colaborar con ellos como si fueran terroristas, puede ser una vía interesante para la defensa del joven ciudadano.

Al principio se limitó a mandar fotos de banderas del ISIS y posters que colgaban de su habitación a quienes creía erróneamente sus compañeros en la lucha islamista. Incluso escribió este texto:“Renuevo mis votos de lealtad hacia Abu Ibrahim Al-Hashimi Al-Qurashi, en la tierra de América.Al-Qurashi es el nuevo líder del ISIS tras suceder a Abu Bakr Al-Baghdadi.