Cuestiones elementales del coronavirus que no conviene olvidar

56
coronavirus

Nos estamos enfrentando a una realidad terrible y desconocida por culpa del coronavirus. A una situación sin precedentes, donde está en juego, sobre todo, la vida de miles de personas y, en segundo lugar, la economía y el bienestar de millones de ciudadanos.

Por lo tanto, la responsabilidad de los medios de comunicación en estos momentos es enorme. No se puede caer en el alarmismo, en las falsas expectativas – remedios y vacunas que resulta que luego no son tales -, mientras circulan por las redes bulos, noticias falsas (fake news) y datos manipulados que generan confusión y desconcierto. Cualquier cosa, menos especular.

Por lo tanto, no estará de más recordar algunas cuestiones elementales que con el paso de las semanas han podido perderse por el camino o han acabado siendo engullidas por la desinformación y la falsedad. El Ministerio de Sanidad y la Organización Mundial de la Salud advierten de lo siguiente, que es lo fundamental:

Síntomas

Los síntomas más comunes del coronavirus incluyen fiebre, tos y sensación de falta de aire. En algunos casos también puede haber síntomas digestivos, como diarrea y dolor abdominal. La mayoría de los casos presentan síntomas leves.

En casos más graves, la infección puede causar neumonía, dificultad importante para respirar, fallo renal e incluso la muerte. Los casos más graves generalmente ocurren en personas de edad avanzada o que padecen alguna enfermedad crónica, como enfermedades del corazón, del pulmón o inmunodeficiencias.

Los grupos más vulnerables son los mayores de 60 años, y aquellas personas diagnosticadas de hipertensión arterial, diabetes, enfermedades cardiovasculares, enfermedades pulmonares crónicas, cáncer, inmunodeficiencias, y el embarazo por el principio de precaución.

Transmisión

Parece que la transmisión es por contacto estrecho con las secreciones respiratorias que se generan con la tos o el estornudo de una persona enferma. Su contagiosidad depende de la cantidad del virus en las vías respiratorias. Estas secreciones infectarían a otra persona si entran en contacto con su nariz, sus ojos o su boca. Parece poco probable la transmisión por el aire a distancias mayores de 1-2 metros. Con el conocimiento actual, las personas que no presentan síntomas no transmiten la enfermedad.

Situación en España

Actualmente existe transmisión comunitaria sostenida generalizada en España.

Se puede consultar la situación actualizada en el siguiente enlace: https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/

Tratamiento contra el Covid-19

No existe un tratamiento específico, pero se están empleando algunos antivirales que han demostrado cierta eficacia en estudios recientes. Sí existen muchos tratamientos para el control de sus síntomas, por lo que la asistencia sanitaria mejora el pronóstico.

Al ser una infección producida por virus, los antibióticos no deben ser usados como un medio de prevención o tratamiento.

Protección individual

Las medidas genéricas de protección individual frente a enfermedades respiratorias incluyen las siguientes recomendaciones:

– Higiene de manos frecuente (lavado con agua y jabón o soluciones alcohólicas), especialmente después de contacto directo con personas enfermas o su entorno.

– Al toser o estornudar, cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado.

– Usar pañuelos desechables, y tirarlos tras su uso.

– Si se presentan síntomas respiratorios, evitar el contacto cercano (manteniendo una distancia de 1-2 metros aproximadamente) con otras personas.

– Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, ya que las manos facilitan la transmisión. No hay que tomar precauciones especiales con los animales en España, ni con los alimentos, para evitar esta infección.