A mayor edad, más teletrabajadores

España, a la cola del teletrabajo en Europa antes del coronavirus

84
El Teletrabajo en España antes de la pandemia del coronavirus estaba a la cola de las estadísticas en Europa

Países Bajos, Finlandia y Luxemburgo son los países de la UE que recurrían más al teletrabajo antes de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19, con porcentajes del 14%, del 13,3% y del 11%, respectivamente, el triple que en España, que apenas alcanza el 4%, según datos de Eurostat recogidos en un estudio monográfico del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Es de esperar que estos porcentajes se eleven como consecuencia de la pandemia del coronavirus, que ha llevado a muchas empresas a implementar el trabajo a distancia como solución para mantener su actividad sin poner en riesgo la salud de sus plantillas.

El porcentaje español de teletrabajadores antes de la crisis sanitaria estaba entre los más bajos de la UE, junto al de Polonia, República Checa, Italia, Eslovaquia, Letonia, Lituania, Hungría, Grecia, Croacia, Chipre y Rumanía. En ninguno de estos países se llegaba al 5%, aunque los casos de Croacia, Chipre y Rumanía son aún más destacables porque ni siquiera se alcanza el 2%.

En el lado contrario, Países Bajos, Finlandia, Luxemburgo, Austria y Dinamarca son los países de la UE donde el teletrabajo estaba más extendido antes de la crisis, con porcentajes de entre el 7% y el 14%. El promedio europeo supera mínimamente el 5%.

A más edad, mayor proporción de teletrabajadores, más mujeres siempre que hombres y también un mayor porcentaje entre las familias con hijos

Entre los trabajadores por cuenta propia, los números son mayores. Antes de la pandemia del Covid-19, algo más del 15% de los autónomos españoles ejercían el teletrabajo, también una de las tasas más bajas de la UE.

La clasificación la lidera en este caso Finlandia, donde el 46,4% de los autónomos teletrabaja, seguido de Países Bajos (44,5%) y Austria (43,6%).

En casi todos los países hay más mujeres que hombres que trabajan normalmente desde casa. En la Eurozona el porcentaje es del 6,1% en el caso de las mujeres, frente al 5,5% de los hombres.

En todos los países se observa que la proporción de trabajadores que teletrabajan es mayor según aumenta la edad. En España, el 1,8% de los ocupados de entre 15 y 24 años trabajan a distancia, cifra que sube al 7,7% entre los de 25 y 54 años, y hasta el 8,4% entre los de 55 años y más.

Los hogares formados por algún adulto viviendo en pareja con hijos registran el porcentaje más alto de teletrabajadores (9,3%), seguidos de los formados por un adulto con hijos (8,5%), los de parejas sin hijos (8,3%) y un adulto sin hijos (8,1%).

La pauta es similar en los hogares de la Zona Euro, aunque siempre con valores más altos a los de España. En media, casi el doble de hogares que en España tienen algún ocupado que trabaja desde casa.