Coronavirus: algunas bromas pesadas pueden ser constitutivas de delitos

405
abogados

Los bulos y bromas sobre el coronavirus pueden ser constitutivos de delito. Expertos juristas de Legálitas aseguran que fingir una situación de peligro para generar temor y alarma social, dañar la honorabilidad de alguien, incitar al odio o alterar la paz pública en relación al brote de coronavirus Covid-19 puede costarle a sus autores hasta cuatro años de cárcel.

“La creencia popular es que difundir y reenviar mensajes fraudulentos no es tan grave. Sin embargo, lo cierto es que existen varios tipos de delitos que se pueden cometer en la creación de un bulo y que nos pueden llevar incluso a la cárcel”, señalan en un comunicado difundido por Europa Press.

Por ejemplo, apuntan desde Legálitas que se puede incurrir en un delito contra el honor, que consiste en expresiones que tienen como objetivo dañar la honorabilidad de alguien. En estos delitos se incluye la calumnia: “Es sin duda el caso de muchos de estos bulos que, solo con el hecho de propagarse, ya causan un perjuicio a la víctima o las víctimas, independientemente de que luego se destape su verdadera naturaleza de bulo”.

Así, detallan que la calumnia puede suponer una multa o incluso pena de prisión de hasta dos años si se hace con publicidad, es decir, si se difunde por medios como imprenta, radio, u otros similares, “como es el caso de muchos bulos sobre el coronavirus que se propagan por diversos medios como páginas web y redes sociales”.

Un bulo sobre Covid-19 también puede supone un delito de inicitación al odio. “Muchos bulos en las redes sociales sobre el coronavirus no solo se están utilizando para dañar la imagen de alguien, sino que van más allá, ya que fomentan, promueven o incitan al odio, hostilidad, discriminación o violencia, ya sea contra una persona o incluso contra todo un colectivo”, argumentan, recordando que este delito se castiga con pena de prisión de uno a cuatro años, además de una multa y/o una indemnización.

Fingir una situación de peligro para generar temor y alarma social es un delito recogido en el Código Penal

Igualmente, consideran que se podría penar como un delito de desórdenes públicos: “Difundir un bulo alentando a una rebelión o a cualquier tipo de altercado que altere la paz pública es otro delito que se puede cometer al crear historias falsas en la red, y que se puede castigar con penas de seis meses a tres años de prisión. Este podría ser el caso de quien, usando la excusa de una epidemia como el coronavirus, y difundiendo información falsa, intente alterar la paz pública e incite a una manifestación masiva en contra de determinadas personas, autoridades o instituciones”.

En el informe también se habla de las falsas emergencias o alertas de seguridad. “A gran número de personas les ha llegado en estos días, por medio del correo electrónico o por aplicaciones de mensajería instantánea, alertas sobre el coronavirus con historias y vídeos alarmantes y sensacionalistas, alertando sobre el grave peligro del que se debe estar prevenidos. Este delito de fingir una situación de peligro para generar temor y alarma social, en el que se moviliza a los servicios de emergencia o a la policía, está recogido asimismo en el Código Penal, y se castiga con una pena de hasta un año de prisión y una multa”, apostillan.

Estos serían los pasos a seguir, según explican en Legálitas, para denunciar un bulo: “En primer lugar, es imprescindible contrastar todo lo que se recibe confiando en fuentes oficiales o fidedignas; por supuesto, desconfiando de los mensajes con peticiones de reenvío y de aquellos con aspecto alarmante y sensacionalista. Se recomienda asimismo denunciar los bulos que hayamos detectado en la Unidad de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil o en el Cuerpo Nacional de Policía, ya que son estas autoridades quienes tienen los recursos necesarios para poner fin a estas prácticas”.

El coronavirus se ha convertido en el gran protagonista de las redes sociales

Según el informe ‘Bulos sobre coronavirus 2020’, editado por el Instituto #SaludsinBulos, que ha contado con la colaboración de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH), los bulos sobre el coronavirus concentran buena parte de la conversación en las redes sociales.

El instituto ha monitorizado durante tres semanas (del 23 de enero al 26 de febrero) los mensajes en la red social Twitter para conocer qué temas suscitan el interés de los españoles en relación a esta epidemia. “El coronavirus se ha convertido en el tema de muchos bulos, se cuestiona su origen, cómo se transmite o si se creó en un laboratorio”, indica Carlos Mateos, coordinador de #SaludsinBulos.

La observación en redes sociales indica que las mentiras sobre el coronavirus que más interés han despertado en España en Twitter han sido las referidas a la relación entre el virus y los paquetes procedentes de China, las declaraciones del doctor Pedro Cavadas lanzando sospechas sobre la verdad del coronavirus y los supuestos remedios para combatir esta infección.

En concreto, según el observatorio, 1.793 usuarios conversaron de estos bulos, con 2.074.418 de impresiones o posibles impactos en usuarios. En el caso de AliExpress, los usuarios fueron 647 y llegaron a 1.259.220 impresiones.

¿Cómo detectar los bulos?

Desde #SaludSinBulos han elaborado una lista de recomendaciones para detectar estas falacias. Así, aconsejan buscar la fuente, comprobar que esta sea fiable y, en relación a ello, acudir siempre a webs de confianza; no reenviar la información de forma automática; ser crítico con los titulares llamativos y, además, no dejarse llevar por el pánico.