Impulsado por el Gobierno, con la colaboración del INE

DataCovid: nuevo estudio de movilidad para mejorar la toma de decisiones

94
tráfico movilidad

La Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial ha impulsado, en colaboración con el Instituto Nacional de Estadística (INE), un estudio de movilidad denominado DataCovid, a través del cual analizará datos “anónimos y agregados” de desplazamientos de la población mientras dure la emergencia sanitaria por el coronavirus.

El estudio se llevará a cabo – por razones de salud pública – durante el tiempo que se considere necesario y hasta que se restablezca la normalidad, con el fin de contribuir de esta manera a “una toma de decisiones más eficiente basada en los datos”. Esta decisión, como algunas otras decisiones adoptadas por el Gobierno en el actual “estado de alarma”, prevalece sobre la normativa vigente hasta ahora en cuanto a la protección de datos.

En un comunicado, la Secretaría de Estado, adscrita a la Vicepresidencia Tercera del Gobierno y Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, indica que DataCovid, que cuenta ya con un primer piloto en la Comunidad Valenciana, permitirá realizar una estimación de la movilidad de la población española durante el periodo de aplicación de las medidas de contención impuestas para combatir la pandemia del coronavirus.

“El objetivo es analizar el efecto de las medidas sobre la movilidad de la población, identificando si aumentan o disminuyen los desplazamientos entre territorios o si hay zonas en las que se produce una mayor concentración de población, para contribuir así a una mejor toma de decisiones en la gestión de la emergencia sanitaria”, explica la Secretaría de Estado.

La normativa sanitaria vigente ampara a las autoridades a “usar datos con fines de investigación en situaciones excepcionales”

Entre otras informaciones, con el estudio DataCovid se podrá conocer si tras la entrada en vigor de las medidas de distanciamiento social aumentan o disminuyen los movimientos de la población entre territorios, si hay áreas con una mayor aglomeración o afluencia o si hay zonas con una alta concentración de población comparándola con su capacidad sanitaria.

En este sentido, DataCovid utiliza las posibilidades que ofrece Big Data para analizar grandes cantidades de información y extraer conclusiones útiles, “ganando así en eficiencia para una toma de decisiones basada en la evidencia, más coordinada y adaptada a cada territorio”. El estudio cubrirá todo el territorio nacional, dividiendo España en unas 3.200 áreas de movilidad, que identifican agrupaciones de población de entre 5.000 y 50.000 habitantes. Los datos de posición analizados permitirán tener una muestra de más de 40 millones de teléfonos móviles en toda España.

El Gobierno insiste en que “no rastrea movimientos individuales

Asimismo, el Gobierno incide en que el estudio “no rastrea movimientos individuales”, sino que empleará los datos de posicionamiento de los dispositivos móviles, anónimos y agregados, proporcionados directamente por los operadores, eliminando cualquier información personal, sin identificar y sin realizar seguimientos de números de teléfono o titulares de forma individual.

El Gobierno, al no emplear datos personales, y usar solo datos anónimos y agregados, considera que este estudio no entra en conflicto con el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) o la Ley Orgánica 3/2018 de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales, y sigue las directrices marcadas por la Agencia Española de Protección de Datos.

Además, recuerda que la normativa sanitaria vigente ampara a las autoridades competentes a “usar datos con fines de investigación en situaciones excepcionales y de gravedad para la salud pública como la actual”. El responsable del tratamiento de estos datos será el Instituto Nacional de Estadística (INE).