La importancia de mantener el dinero en efectivo: podemos crear una sociedad liberticida

225
Sin dinero en efectivo nos enfrentamos a una sociedad liberticida

El dinero en efectivo no transmite el coronavirus, así lo hizo saber la Organización Mundial de la Salud (OMS), y en muchos comercios españoles lo aceptan con absoluta normalidad. Y sin embargo se sigue intentando propagar de forma más o menos interesada la creencia de que es absolutamente prioritario utilizar tarjetas de crédito. Thierry Lebeaux, secretario general de ESTA (The Cash Management Companies Association), y Sami Coll, investigador asociado en la Universidad de Ginebra,  han manifestado, según recoge Servimedia, que el dinero en efectivo corre peligro.

«Si esta campaña antiefectivo da sus frutos, porque al ser un ahorro en volumen, el efectivo depende de un umbral crítico de efectivo en circulación para garantizar su sostenibilidad», añaden, tendremos un problema. Existe «un riesgo real de que estos nuevos hábitos de pago, forjados por un temor irracional y no justificado, persistan después de la crisis” en beneficio de medios de pago electrónicos, que también tienen peligros por culpa de los ciberataques, y si a ello se añade la pérdida de privacidad.

Se está demonizando del dinero en efectivo, asociándolo a la idea de dinero negro, aunque sean dos conceptos muy distintos. Es perfectamente legal ir al banco, utilizar el cajero, sacar doscientos euros y comprar lo que quieras, sin que nadie se entere de si has adquirido fruta, juguetes sexuales, libros o has pagado un servicio médico.

No utilizar Bizum no es ningún pecado. Los ciudadanos deben de seguir teniendo derecho a pagar como quieran sin imposiciones.

Mientras España ha paralizado la fabricación de dinero, en Chile han puesto en marcha medidas para cambiar los billetes más viejos y defectuosos

El control sobre lo que compramos y nuestros movimientos sería absoluta y se podría transformar el mundo del siglo XXI en «una sociedad monopolista y liberticida, con un control sobre la economía y las personas, en desacuerdo con los valores de nuestras democracias liberales».

Entre la geolocalización telefónica y los datos sobre dónde y cómo usamos nuestras tartejas, nos enfrentamos a un escenario de pesadilla digno de cualquier película distópica, un mundo orwelliano puesto en marcha usando, mediante una sola palanca, la excusa de una pandemia.

Mientras el Banco de España paralizaba repentinamente la fabricación de billetes por miedo al contagio del Covid-19 basado en un estudio de la Universidad de Oxford relativo a las bacterias y no a los virus, en Chile no están dispuestos a que desaparezca el cash.

Este miércoles, el Banco Central de Chile (BC) informó sobre las medidas de coordinación que ha adoptado con las Empresas Transportadoras de Valores (ETV) para asegurar que la población en Chile tenga acceso al dinero en efectivo.

“El plan de trabajo se ha basado en otorgar total abastecimiento de billetes y monedas de acuerdo con las necesidades de las empresas bancarias, garantizando esta parte de la cadena previo a la llegada al cliente final”, ha manifestado un portavoz, según informa entre otros medios El mostrador

La entidad emisora continúa con el apoyo al ciclo del efectivo en totas las regiones del país. Van a retirar los billetes en mal estado y entregarán billetes nuevos a las entidades bancarias. Lo único que hay que hacer es informar a la población que las medidas sanitarias que se adopten al tocar el dinero, especialmente las monedas, son las mismas que se han de aplicar para prevenir el contagio al tocar cualquier objeto, incluso los alimentos.