Los errores pueden ser letales

Mascarillas: esto es lo qué haces mal, cómo debes ponértelas y cuándo tirarlas

174

No sirve de nada utilizar una mascarilla, si no la usamos bien. No tiene sentido ir en el autobús con ella y estar hablando por teléfono con el móvil y, si nuestro interlocutor dice que no nos oye, quitárnosla. Al hablar podemos estar transmitiendo gotitas de saliva a las personas que se sientan delante de nosotros.

Hay otro problema, al tocar la mascarilla con las manos, al bajárnosla a la altura del mentón, estamos transmitiendo bacterias, y tal vez el virus si lo hemos tocado. Un interesante artículo publicado por El Periódico de Cataluña pone el ejemplo de los fumadores que se la quitan constantemente para encender un cigarro.

Al tocarla se están exponiendo. El citado medio recoge las declaraciones de Florentino Pérez Raya, presidente de Consejo General de Enfermería: “usar mal las mascarillas aumenta el riesgo de contagio del Covid-19, pues la superficie externa de la mascarilla se considera un vehículo de transmisión y nos podemos autocontagiar”.

Los consejos a la hora de usar las mascarillas: cómo ponerlas, cómo quitarlas, cuándo deshacernos de ellas y mucho más

  • Es importante lavarse las manos antes de usar las mascarillas durante un tiempo comprendido entre 40 y 60 segundos.
  • Al ponértelas toca solo las gomas y las cintas y ajústalas bien.
  • Hay que ajustarla perfectamente a la cara, en el caso de las quirúrgicas, azules y blancas, está claro que la parte metálica tiene que ir colocada en la parte superior del rostro. No es raro ver a personas que las llevan colocadas al reves.
  • Ha de estar bien ajustada al rostro y tapar la cara y la nariz.
  • No hay que tocarla mientras la llevas puesta.
  • ¿Cómo se retira? Tocando las gomas o las cintas. Por la parte de atrás, nunca por la parte frontal.
  • Jamás la tires al suelo, son un elemento importante de contaminación.
  • No la uses más de cuatro horas seguidas. Pierde sus propiedades al humedecerse.
  • No te la coloques en la frente ni en la barbilla cuando quieras descansar de ellas. Puede que estas partes de tu cara se hayan expuesto a la infección.
  • Sigue las recomendaciones del fabricante, si son lavables con filtros, y no recurras a trucos de Internet tan malos como meterla en el microondas para volver a usar las desechables.
  • En cuanto a su duración, varía. Las hay que duran ocho horas, otras pueden durar más. Sigue las instrucciones del etiquetado.
  • Hay mascarillas de tela muy bonitas realizadas con todo tipo de tejidos, pero probablemente no estén homologadas, tenlo en cuenta.
  • Las FFP2 duran más, pero hay que airearlas, sigue atentamente las instrucciones.

Puedes consultar las dudas que tengas en este enlace con recomendaciones del Ministerio de Sanidad y Consumo: “Qué tengo que saber a la hora de comprar y usar una mascarilla”, bájate el Pdf e imprímelo.