Los USBs cifrados IronKey D300 de Kingston logran el certificado de nivel restringido de la OTAN

37
Kingston

Kingston Digital Europe Co LLP, una división de Kingston Technology Company Inc., líder en productos de memoria y soluciones tecnológicas, informa en un comunicado que su gama de memorias USB cifradas IronKey™ D300 ha obtenido el certificado de nivel restringido de la OTAN. Esto indica que, tras un minucioso proceso de validación, las memorias Kingston IronKey D300, IronKey D300S y IronKey D300SM han sido incluidas en el Catálogo de Productos de Garantía de Información de la OTAN (NIAPC) para productos de seguridad que cumplen con los requisitos operativos de las Naciones y los organismos civiles y militares de la OTAN.

El NIAPC se establece bajo una Directiva INFOSEC y garantiza que sólo los productos cifrados desarrollados en un país miembro de la OTAN son evaluados y aprobados para su uso de acuerdo con las políticas de seguridad de la organización. Desde ahora, la serie de USBs IronKey D300 forma parte de esta lista, lo que significa que ha obtenido el certificado de unidad USB cifrada que cumple con los niveles de protección de datos establecidos por la OTAN para proteger la información contra pérdidas o ciberataques. Los datos sensibles, debido a su naturaleza móvil, necesitan estar protegidos, ya que cualquier pérdida o brecha de seguridad puede resultar en un riesgo para las fuerzas de la OTAN o sus miembros.

Los dispositivos IronKey cuentan con un certificado de seguridad FIPS 140-2 Nivel 3, lo que significa que cumplen con los requisitos clave de los gobiernos

“Estamos encantados de que las unidades de la serie IronKey D300 hayan recibido esta certificación, sumándose así a otras unidades USB Kingston como la D100 y la D200. Para los clientes, esta certificación es una muestra de que IronKey es una marca reconocida y de confianza para todos los Gobiernos que forman parte de la OTAN”, señala Oscar Escayola, BM Flash Manager de Kingston. “En Kingston trabajamos para crear USBs cifrados que protejan los datos de nivel militar y gubernamental, de manera que los clientes que necesiten los más altos estándares de protección de información puedan estar seguros de que cumplirá con sus demandas de seguridad de datos, cuando los datos sensibles estén en movimiento”, añade Escayola.

Los dispositivos de la gama IronKey cuentan con un certificado de seguridad FIPS 140-2 Nivel 3, lo que significa que cumple con los requisitos clave de los gobiernos, tales como la seguridad física anti-sabotaje, una fuerte gestión de claves cifradas y una mayor capacidad de autenticación. La nomenclatura FIPS 140-2 hace referencia a una serie de requisitos y normas que los módulos cifrados deben tener para mantener la integridad de los datos que almacenan. Asimismo, la certificación de nivel 3 exige una seguridad física a prueba de falsificaciones, para prevenir accesos no deseados al módulo cifrado. Por este motivo, los USBs de la serie IronKey se fabrican con una carcasa de zinc resistente, mientras que los datos almacenados están protegidos por un cifrado de grado militar basado en hardware AES-XTS de 256 bits, con el módulo cifrado interno en la carcasa para el más alto nivel de protección.

Por otra parte, esta unidad utiliza un firmware de firma digital, lo que la hace inmune al malware BadUSB y refuerza la protección con contraseña para evitar el acceso no autorizado. La versión serializada de IronKey D300S incluye un número de serie y un código de barras únicos, que pueden ser escaneados y utilizados por los administradores de seguridad para facilitar el seguimiento y los procesos de despliegue en toda la organización. Además, el IronKey D300S ofrece un teclado virtual en el que se introduce la contraseña con clics del ratón con el objetivo de impedir que se produzcan registros de teclado y de pantalla.

Disponible en capacidades desde 4 GB hasta 128 GB, la serie IronKey D300 es una unidad asequible y fácil de usar que constituye una poderosa herramienta para los países miembros de la OTAN.