El talón de aquiles de la marca alemana son los componentes electrónicos.

BMW se sube al carro de la computación cuántica para ahorrar costes

48
BMW, pese a sus fallos electrónicos , recurre a la computación cuántica para ahorrar costes

BMW, la legendaria marca de automóviles fundada hace más de un siglo, está realizando incursiones en el ámbito de la computación cuántica de la mano de Honeywell. El objetivo es ahorrar costes y ganar efectividad a la hora de adquirir componentes

El gigante automotriz utiliza las máquinas Honeywell, primero la H0 y luego la nueva H1,con el fin de determinar qué componentes deben comprarse y a qué proveedores y en qué momento para garantizar el menor costo y mantener los programas de producción.

La noticia, publicada en CNET.com, ha sorprendido a los usuarios de coches BMW, ya que uno de los problemas más graves a los que se enfrentan los propietarios de los coches alemanes es el altísimo precio de las piezas. Reparar el motor de elevalunas puede llegar a ser tan caro que los usuarios optan por comprar las piezas en desguaces y recurrir con peores o mejores resultados a los tutoriales de YouTube. Se trata de una avería tan habitual que hay decenas de vídeos en los que se muestra cómo hacerlo.

También es muy conocido por los amantes de la marca el llamado error del airbag, que avisa de problemas en el airbag en el cuadro del salpicadero sin que existan, por una minucia relacionada con el desgaste de la esterilla del asiento del copiloto. BMW invierte millones de euros en Investigación y Desarrollo para vehículos eléctricos, pero no acaba de solucionar algunos problemas recurrentes que complican la vida de los compradores.

Mediante Honeywell, se pretende optimizar las elecciones

Se trata de coches con un altísimo número componentes electrónicos, y muchas veces fallan. Siendo este uno de los principales problemas de BMW no parece que ahorrar en electrónica o en cualquier otro componente sea la mejor de las ideas.

Mediante el recurso a Honeywell, se pretende optimizar las elecciones a partir de un esquema de opciones y subopciones. Un proveedor de BMW puede ser más rápido y otro más barato. Y mediante la computación cuántica “se agilizará” la fabricación.

“Estamos entusiasmados de investigar el potencial transformador de la computación cuántica en la industria automotriz y estamos comprometidos a extender los límites del desempeño de la ingeniería”, ha manifestado Julius Marcea, jefe de TI de BMW Group, en un comunicado.

BMW realizó sus primeras valoraciones de la computación cuántica en 2018. Según Marcea ya saben claramente en qué puede ayudarles: desde mejorar las reacciones químicas de las baterías de vehículos eléctricos hasta descubrir los mejores lugares para instalar estaciones de carga, pasando por el análisis de los requisitos de diseño y fabricación, desde el costo y la seguridad hasta la aerodinámica y la durabilidad.

Según ha manifestado Tony Uttley, presidente de computación cuántica de Honeywell, probablemente en menos de dos años, las computadoras cuánticas podrían abordar problemas que ningún ordenador clásico puede manejar.

Artículo
BMW se sube al carro de la computación cuántica para ahorrar costes
Nombre
BMW se sube al carro de la computación cuántica para ahorrar costes
Descripcion
El talón de Aquiles de la marca alemana son los componentes electrónicos.
Autor
Publico
Escudo Digital
Logo